¿Cómo asegurar tu negocio?

Cómo asegurar tu negocio

[Total:1    Promedio:5/5]

Entre los gastos presupuestables de cualquier negocio, sin duda, debe estar la contratación de un seguro, ya que debe verse como una “inversión”, de ahí lo indispensable de que su adquisición equilibre correctamente el precio y la cobertura.

Elegir la aseguradora

Enhorabuena, ya se tomó la decisión de asegurar el negocio. Ahora, el siguiente paso es seleccionar cuál compañía será la encargada de prestar el servicio, para ello es necesario considerar ciertos aspectos, entre los cuales destaca el mapa de riesgos. Este puede desarrollarse en conjunto con la aseguradora, el despacho que encargado de las auditorías o aquel que apoyó en la creación del plan de negocios. De no contar con dichas consultoría de apoyo, no hay de qué preocuparse, siempre se tiene la opción de determinar por sí mismo los asegurables del negocio, considerando su giro.

Una vez que se tenga buen definido lo que se necesita asegurar, lo que sigue es llevar a cabo un análisis comparativo de cada una de las aseguradoras que sean de interés; en este se deberán incluir aspectos como los servicios, coberturas, porcentajes de deducibles, tipos de seguros, pros y contras, costos y condiciones de cada alternativa. Cada una de ellas contará con seguros que cubren camiones, autos, vida y daños, gastos médicos; además la gran mayoría dispondrá de planes especiales para escuelas, restaurantes, hoteles, salones de fiestas, estacionamientos, talleres mecánicos y gasolineras.

No hay que pasar por alto que cada negocio es distinto, lo mismo que cada aseguradora. Convienen tomarse tiempo para leer en cada propuesta las letras pequeñas, así como también determinar con “la cabeza fresca”, las cifras con las que se contratará cada producto y decidir  minuciosamente cuál compañía se ajusta más a lo que se receta contratar, para hacerlo antes de que sea demasiado tarde.

Pasos indispensables para asegurar un negocio

  1. Escoger la clase de seguro y la cantidad que se acople a la medida de la situación del negocio. Lo ideal es indagar entre varias instituciones para cotizar, haciendo luego una evaluación de las coberturas, de quién ofrece qué y los beneficios adicionales, con esto se contratará una tarifa razonable.
  2. Seleccionar un seguro con la suficiente cobertura para que sea capaz de asegurar adecuadamente los activos, recordando poner atención en la totalidad de la póliza y asegurarse de entender todo antes de firmar.
  3. Al momento de considerar el precio de un seguro, es necesario considerar tanto las primas de los riesgos asegurados como también otra serie de conceptos donde se incluyen entre muchos otros, la comisión del agente, el tamaño del establecimiento, impuestos y las áreas a proteger.
  4. No descartar la idea de un paquete integral de cobertura para el negocio, que adicione un seguro contra robos y asaltos, responsabilidad civil y daños por desastres naturales, explosiones, vandalismo e incendio.
  5. En el supuesto de que se cuente con equipo de cómputo, es elemental, la contratación de un seguro especial que cubra daños o robo a aparatos como computadoras y fotocopiadoras. Asimismo que asegure las fallas propias de la operación de estos equipos, tales como daños en el disco duro, a la red o virus.

 

Related Post