Montar una correduría


Debido a la complejidad de los productos que comercializa, el sector seguro se encuentra sujeto a ciertas condiciones que todo aquel que pretenda ejercer una profesión relacionada a esta rama de actividad deben conocer. Es por esta razón que en esta oportunidad se plantean los pasos a seguir si se quiere montar una correduría de seguros.

Paso 1: Acreditación de la formación

La formación es el primer peldaño a subir, ya que todo corredor de seguros debe superar tanto cursos como las pruebas de aptitud del Grupo A de mediación. Se trata de un programa formativo que en 500 horas lo capacita para la celebración de contratos, asistencia al cliente y ejecución, asimismo es una formación que la ley le exige a la mitad de las personas que conforman los órganos de dirección de las sociedades de correduría de seguros.

El Título de Mediador de Seguros del Grupo A, realizando cualquiera de los Cursos y en los Centros que estén debidamente autorizados por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones o por las CCAA con competencia en materia de supervisión en seguros

Pruebas de aptitud año 2018

Paso 2: Presentación de un plan de negocio donde se incluyan los requisitos siguientes

Con la formación pertinente acreditada, los corredores de seguros tendrán que presentar un proyecto que incluye por una parte, un plan de negocio que donde al menos se especifique:

  • Los ramos de seguro y el tipo de riesgos en que se tenga proyectado mediar, acompañado del ámbito territorial y los principios rectores de su actuación.
  • La estructura de la organización, incluyendo los medios materiales y personales de los que se vaya a disponer para cumplir dicho programa, los sistemas de comercialización y los mecanismos acogidos para la solución de problemas derivados de quejas y reclamos de los clientes.

Del mismo modo, el plan detallará las previsiones de ingresos y gastos concernientes a los primeros tres ejercicios, y las previsiones referentes a primas de seguro que se pretenden intermediar. También acompaña al proyecto, un plan de continua formación para los empleados y auxiliares externos que presten servicio a cargo del corredor.

Por último, en su plan de negocio el corredor debe acreditar que cuenta con una capacidad financiera que tendrá que alcanzar en todo momento el 4% del total de las primas anuales percibidas y contratar un seguro de responsabilidad civil profesional  u otra garantía financiera que lo cubra.

Paso 3: Cartas de intenciones

Indiferentemente de ser persona física o jurídica quien desee ejercer como corredor de seguro, tiene que presentar ante la Administración las cartas de intenciones de las entidades aseguradoras que estén dispuestas a trabajar con ellos.

Paso 4: Declaración de honorabilidad y experiencia

Los corredores están obligados a presentar una declaración de honorabilidad. Por otro lado, en las sociedades de correduría de seguros, por lo menos la mitad de los administradores habrán de disponer de adecuada experiencia para el ejercicio de funciones administrativas.

Paso 5: Solicitud

Una vez que se hayan completados todos los requisitos antes mencionados y con la solicitud de inscripción como corredor de seguros, es hora de dirigirse a la Dirección General  de Seguros y Fondos de pensiones. Para la notificación de la resolución tendrán que esperarse tres meses, al cumplirse dicho plazo sin respuesta, se considera como positivo el silencio administrativo, lo que quiere decir que la solicitud ha sido aceptada.

 

ENLACES DE INTERÉS
Más información sobre montar una correduria de seguros o hacerse broker de seguros