Seguros básicos


[Total:0    Promedio:0/5]

Cuando hablamos de proteger las finanzas personales, el tema de los seguros suele ser fijo en nuestro repertorio. Un seguro viene a cubrir aquellos riesgos a los cuales puede estar expuesto nuestro patrimonio, y que, en caso de materializarse uno de estos riesgos, la compañía de seguros pasa a indemnizar por los daños causados.
Ahora bien, podemos ver diferentes tipos de seguros para casi todo: automóviles, mercancía, salud, accidentes personales, etc. Tantos seguros pueden ser un enredo total al momento de hacer cualquier planificación financiera en general.
Por esta razón hoy veremos cuáles son los seguros que toda persona debería tener obligatoriamente.

4 tipos de seguros que deberías tener

Seguro de automóvil

Aunque en muchos países suele ser obligatorio tener un seguro de automóvil, hay otros lugares en los que no necesariamente lo es. Sin embargo, puede ser uno de los seguros más populares y comprados a nivel mundial.
Sea o no obligatorio legalmente, el seguro de automóvil cubre los daños que pueda tener tu vehículo frente a diferentes panoramas o posibilidades de accidentes, robo o daños materiales producto de eventos catastróficos. Claro, mucho tendrá que ver las coberturas que escojas.
Si estás buscando ahorrar algo de dinero en este tipo de seguros lo mejor que puedes hacer es contactar a tu agente de seguros que pueda obtener cotizaciones de diferentes compañías para encontrar la mejor tarifa.
Ahorra dinero en la prima optando por un deducible más alto o elimina la cobertura de colisión si tu automóvil tiene más de 10 años de antigüedad. Por cierto, ten cuidado con la responsabilidad civil, pues si el causante de un accidente no has sido tú, no hay razón por la cual debas utilizar tu seguro.

 

Seguro de salud

Muchas personas con edades entre los 18 y los 30 años no tienen seguro de salud. El motivo principal puede ser porque, una vez que te sientes saludable, difícilmente se piense que puede haber algún inconveniente.
No obstante, un accidente o una enfermedad semi-grave podría generarte deudas por los próximos 10 años. Además, nadie está exento de enfermarse, incluyendo a los jóvenes.
Por otra parte, aunque en algunas universidades se ofrece un plan especial para estudiantes, no siempre estos tienen grandes beneficios o coberturas.

Seguridad de hogar

Esta cobertura aplica para los inquilinos y propietarios de viviendas. En el caso de que poseas una casa o un apartamento, es necesario que obtengas un seguro de este tipo.
Aunque muchas personas consideran que el seguro de hogar es pésimo, ofrece una gran cobertura. En primer lugar tiene cobertura para el hogar en todo exceptuando la inundación. También da una cobertura de responsabilidad civil por si algo llega a ocurrir en casa.
Dado que tu vivienda principal es tu mayor activo, es necesario que lo tengas protegido al 100%. Si eres inquilino, recuerda que si algo llega a pasarle a la casa o apartamento, tus pertenencias pueden verse involucradas en ello (un incendio por ejemplo).

 

Seguro de  Accidentes

Aunque no lo creas, este es el seguro que menos las personas pueden considerar innecesario y raramente lo adquieren. De hecho, los más jóvenes son quienes menos llegan a adquirirlos.
El hecho es que los accidentes siempre pueden suceder en todo tiempo, por lo que necesitas protegerte si ocurre algún hecho tráfico y no puedes generar ingresos por el resto de tu vida.
El seguro de discapacidad a largo plazo se termina activando cuando no se puede volver a trabajar por un período de tiempo o permanentemente. Su coste dependerá en gran manera de tu ocupación, pues si eres oficinista seguro la prima será barata, pero si te dedicas a la construcción, por ejemplo, habrá más riesgo y la prima será costosa.

Related Post