¿Por qué insurtech es el nuevo fintech?

insurtech es el nuevo fintech

Para explicarlo un poco más sencillo, se podría decir algo como “con la misma misión de los creadores de Fintech llega para facilitarle la vida… Insurtech”. Aunque suena a frase de película, es lo más parecido a la realidad, y es que los aficionados a formar palabrejas – sobre todo en inglés, para que quede más moderno – han sacado otra más: “Insurtech” tal y como antes crearon “Fintech”.

Pero, ¿Qué es en realidad insurtech?

Resulta complejo dar una exacta definición de un término cuyo fin es tratar de definir toda la innovación que se está llevando a cabo sobre el Sector de Seguros. En la mayoría de los casos debido a que dicha innovación proviene desde players que no son nuevos y que por lo general, esta clase de definiciones llega para englobar nuevas iniciativas.

¿Por qué se dice que es el nuevo Finthec?

Para empezar se trata de tecnologías, de las cuales muchas ellas se encuentran vinculadas; la Internet de las Cosas, el Big Data y la vida conectada, que le van a facilitar al cliente la posibilidad de tomar un mayor protagonismo – algo así como más del conocido mantra de que el cliente es el centro de cualquier negocio –  contribuyéndole a la creación de mejores experiencias de usuario, además de permitirle a la entidad anticiparse para ser proactiva en los requerimientos de protección del asegurado y facilitarle una verdadera oferta de productos personalizados.

La revolución del sector a la que las grandes compañías le temen

Cada día la digitalización de los sectores y los negocios se torna más rápida y, como es de esperar, despliega un enorme abanico de posibilidades con un sinfín de alternativas y modelos de negocio. De manera que si la intromisión de las startups causó revuelo en unos cuantos patios, qué se puede esperar de los restantes.

Una de las cuales se viene hablando desde hace tiempo, es la del insurtech, y aunque su estructura es igual que en experiencias anteriores: seguros + tecnología, no se debe confundir con fintech, ya que la innovación viene por otro camino, específicamente, del lado de cantidad de startups que nacen en los distintos ecosistemas, así como con la innovación surgida dentro de las propias empresas.

Lo que hay que agradecerle a al fintech es que haya abierto una gran puerta de entrada a la nueva oleada tecnológica, adicional a la oportunidad de aprender de una experiencia que le permitió a los inversores expandir su mente.

No cabe duda que todavía el camino para este sector se encuentra muy verde, si se compara con el fintech. La búsqueda de la estabilización de los modelos de negocio que le permitan abrirse cancha tienen que aclararse mucho, sin embargo queda claro que el insurtech seguirá dando de qué hablar por largo rato, y es que hasta las grandes aseguradoras están poniendo empeño en prepararse para lidiar con todo lo que se les viene encima si desean estar a la vanguardia de lo que mueve al sector.