¿Tener un préstamo para vehículos afecta las tarifas del seguro de automóvil?


[Total:0    Promedio:0/5]

Tener un préstamo para el automóvil significa que puede que necesites un seguro dentro de los requisitos de dicho crédito.
Siendo un poco específicos, en un principio no hay un costo extra para el seguro de automóvil si se ha solicitado un crédito o préstamo para la compra del vehículo, en especial si la cobertura es la misma en ambos casos.
No obstante, este no siempre será caso, haciendo que el seguro de automóvil pueda ser más caro si se tiene un préstamo de automóvil. Ello se da puesto que los prestamistas requieren ciertos tipos de cobertura de seguro que a menudo exceden la cobertura mínima ofrecida.
En ese sentido, el prestamista por lo general exigirá que se le anexen nuevas coberturas a la póliza, como por ejemplo las coberturas de colisión y la cobertura amplia. Esto podría hacer que las primas aumenten de forma significativa.

¿Cómo afectan los préstamos para vehículos en la póliza de seguros?

Cobertura de colisión

La cobertura de colisión por lo general es un exceso que se le agrega a la póliza de responsabilidad civil. Esta cobertura soporta a tu carro en caso de los daños causados en un accidente, independientemente de quién haya sido la responsabilidad.
Como el prestamista tiene un gravamen sobre tu vehículo, este quiere asegurarse de que el valor del vehículo se conservará bajo cualquier escenario. De hecho, en caso de un incumplimiento en la obligación, este necesitará que el vehículo pueda pagar el crédito.
Precisamente la cobertura de colisión garantiza todo ello, ya que cubre el costo de restaurar el valor del vehículo.
El valor del precio dependerá del valor de tu automóvil, el monto del deducible y, por supuesto, de tu registro de manejo. Por lo general se recomienda dejar a un lado esta cobertura si está buscando disminuir la prima, pero cuando se tiene un préstamo, esto cambia.

Cobertura amplia

La cobertura amplia es otro complemento de los seguros de auto que los prestamistas requieren generalmente. Cubre daños a los vehículos causados por desastres diferentes a los automotrices. Un ejemplo de ello puede ser: incendios, inundaciones, vandalismo, robo o cualquier otro desastre de índole natura.
Esta cobertura suele ser un poco menos costosa que la cobertura de colisión, pero también está sujeta a algunas variables asociadas a la cobertura de colisión, como lo son el deducible, valor del vehículo e historial de manejo.
Al igual que el seguro de colisión, esta cobertura se puede cancelar una vez que se termine de pagar el préstamo, o cuando el valor del vehículo ha decaído tanto que no tendría sentido pagar una prima más alta.

Conclusión

Si estás buscando ahorrar dinero en seguros de automóviles, puede que por algún momento diseñes una estrategia. Un ejemplo podría ser agregar las coberturas de colisión y cobertura integral a la póliza de seguro de automóvil básica para satisfacer al prestamista, pero luego cancelarla más tarde para ahorrar dinero.
Esto, por mucho, es una mala idea.
Siempre que financies un automóvil, el prestamista se convierte en titular de un gravamen oficial en el vehículo. En pocas palabras, el vehículo viene a tener dos propietarios: el prestamista y tú.
En caso de que haya algún incumplimiento en la obligación del pago del crédito y no tengas estas coberturas, posiblemente haya lugar a procesos judiciales para que el acreedor satisfaga su deuda.
En fin, pese a que un préstamo para automóviles no aumenta directamente la prima del seguro, pero los prestamistas exigen coberturas adicionales que sí podrían aumentarla.
Sin embargo, vale la pena anexar estas coberturas para proteger su propiedad.

Related Post