Seguro dental ¿Vale la pena tener uno?


[Total:0    Promedio:0/5]

Tener un seguro médico puede ser una excelente opción para cualquier persona. La mayoría de las veces un seguro médico puede llegar a ahorrarle mucho dinero a corto y a largo plazo a las personas.
Sin embargo, cuando se trata de un seguro dental, la situación puede ser un poco diferente. De hecho, existen algunos pros y contras a la hora de comprar una póliza dental, independientemente de la compañía de seguros que tengas.
En líneas generales, la cobertura dental no contribuye a ahorrar dinero, incluso si se recibe atención médica dental.

¿Vale la pena adquirir un seguro dental?

Coberturas del seguro dental

Aunque cada compañía de seguros tiene un plan y condiciones diferentes para cada producto, en el caso de los seguros dentales existen algunas coberturas que suelen ser frecuentes.
Entre ellas podemos encontrar, en primer lugar, la atención preventiva. Entre sus coberturas encontramos los exámenes, limpiezas y radiografías que se reciben durante un chequeo dental en promedio. En este caso se suele cubrir el 100% de los gastos.
Seguido de ello encontramos los procedimientos básicos, como lo son los empastes, extracciones y trabajo periodontal. Estos suelen estar cubiertos entre un 70% y un 80%. Por último, se tienen algunos procedimientos principales como coronas, endodoncia, implantes, coronas u otras, los cuales están cubiertos en un 50% o menos.
La mayoría de los planes tienen diferentes modalidades. Por ejemplo, hay algunas pólizas que pueden considerar un tratamiento de conducto un procedimiento básico o un procedimiento importante.
No obstante, la mayoría de los planes dentales se enfocan en la atención preventiva, es decir en la atención antes de que algo pueda salir mal. La atención preventiva podría ser opcional si tienes dientes sanos y una buena higiene oral, pero ahorra dinero a largo plazo.

¿Qué tipos de planes de seguros se pueden escoger?

Indemnización o planes de tarifa por servicio

Este plan permite al cliente o usuario elegir un proveedor dental y u plan paga un porcentaje de la tarifa del proveedor.
Como ventajas tenemos que estos planes permiten elegir entre una variedad de proveedores. En cuanto al deducible, este puede ser más bajo que otros planes.
Sin embargo, como desventajas tenemos que las primas suelen ser más altas que otros planes, puesto que se paga por adelantado ciertos costos de servicio.

Planes de proveedores selectos

En este plan, el usuario paga tarifas más bajas para poder obtener la atención de ciertos proveedores que estén dentro de la red de la compañía de seguros.
Como ventajas se tiene que la que se puede pagar mucho menos si el proveedor de servicios está dentro de la red. Su desventaja está relacionada: si el proveedor está fuera de la red, esto saldrá bastante costoso.

Planes en una organización de mantenimiento de salud

En este último caso, tiene que ver directamente con los proveedores dentales dentro de la red de seguros. Entre los beneficios tenemos que algunos servicios preventivos están cubiertos un 100% y es posible que no tenga un deducible o límite anual máximo.
Sin embargo, los procedimientos mayores podrían tener una cobertura inferior al 50% o ninguna cobertura y tampoco tendrá variedad de proveedores.

Conclusión

Hay quienes prefieren saltarse el seguro dental debido a sus altos costos. Es por ello que, para evitarlo, existe la posibilidad de que puedas obtener servicios de una escuela de odontología, clínica dental o cualquier otro lugar en el que cual se presten este tipo de atención.
Saber si es o no rentable dependerá mucho de tu salud dental y el plan que se escoja.
En todo caso, lo mejor sería contratar un seguro dental cuando haya riesgo o necesidad de un procedimiento más extenso.