Seguro para móviles ¿es rentable adquirirlo?


[Total:1    Promedio:5/5] Usted ya ha calificado este artículo con 5

Hoy día es casi imposible salir de casa sin un teléfono. De hecho, cada vez son más las razones para utilizar el móvil: nos comunicamos con nuestros contactos por diferentes vías, jugamos con este e incluso lo usamos para mirar información interesante en la web o revisar las redes sociales.
El problema de ello es que mientras más funcionalidad puede tener un teléfono inteligente, más alto es el precio que este puede adquirir. Además, son muchas las cosas que le pueden suceder a tu teléfono durante los años de uso, como por ejemplo caerse al inodoro, deslizarse de tu mano y caer al pavimento, perderlo en un centro comercial…
En líneas generales, cuando alguno de estos riesgos se materializa, podría ser muy costoso para ti volver a reemplazar tu teléfono móvil. De hecho, podrías quedar por mucho tiempo sin móvil.
Entonces, ¿es realmente rentable adquirir un seguro para el teléfono ?

Seguro de teléfonos

¿Por qué no deberías comprar un seguro de teléfono ?

Cualquier persona que sepa hacer cálculos se daría cuenta que pagando unos 7€ al mes podrían acumular mucho dinero rápidamente. En el transcurso del contrato de seguros podrías terminar pagando más de 150€ por un servicio que nunca podrías usar.
Ahora bien, quizá también estés pensando en hacer algo muy listo como perder tu teléfono “accidentalmente” luego de un año para poder aprovechar por completo tu seguro y adquirir un nuevo dispositivo. Es mejor pensarlo dos veces, puedes una vez que reemplazas tu teléfono debes pagar un deducible que oscile entre 50€ y 200€, y no tienes garantías de obtener un nuevo teléfono.
Entonces, sacando estas cuentas, has pagado dos años de seguro (unos 168€) y adicional a ello un deducible de 100€. Si sumamos todo ello da un monto de 268€ un monto más que suficiente para adquirir un nuevo teléfono.

Alternativas a un seguro de teléfono

Obtén una póliza de seguro para artículos personales

Algunas personas no se percatan de que pueden asegurar sus teléfonos con otras pólizas o coberturas. En ese sentido, lo más viable es contactar a tu asesor o consultor de seguros para que te plantee diversas opciones de pólizas de artículos personales, en los cuales también puedes incluir tu teléfono.
Un beneficio de seguir esta opción es que, por lo general, ni siquiera deberás pagar un deducible Una vez que se presente el reclamo, simplemente vas a recibir un cheque para usarlo en la compra de un teléfono de reemplazo.
Un aspecto importante es que debes mirar muy bien el condicionado de la póliza antes de contratar, pues los términos y políticas pueden variar según cada compañía.

Evita asegurar tu teléfono

Aunque tomar una póliza de artículos personales podría ser estupendo para la tranquilidad a un precio razonable, sigue siendo un costo irrecuperable si sueles ser una persona cuidadosa y preventiva con tus pertenencias. En general, la mayoría de las personas suelen ser así de cuidadosas cuando se trata de un teléfono. Pese a ello, es verdad que los accidentes le pueden ocurrir hasta a la persona más cuidadosa.
Es por ello que, lo más recomendable es comprar un teléfono usado en lugar de gastar demasiado dinero en un teléfono nuevo. Podrías estar ahorrando hasta el 50% del precio inicial de un producto por la misma calidad.
La otra opción sería que, en vez de pagar un monto mensual al seguro, uses ese dinero para ir ahorrando en una cuenta de ahorros. A largo plazo y gracias a los intereses podrás tener un colchón en caso de que un evento inesperado acabe con tu  móvil.

Related Post