Pros y contras de un seguro de vida


[Total:0    Promedio:0/5]

¿Es el seguro de vida una buena inversión? Pros y contras.

Una vez que has decidido adquirir un seguro de vida podrás encontrar dos tipos diferentes: a término (plazo) o un seguro permanente. En esta ocasión nos referiremos solo al seguro de vida permanente, es decir, para toda la vida.
Entonces, ¿es el seguro de vida una buena inversión? en general, son muchas las inquietudes y dudas que se tienen sobre el seguro de vida permanente, y si este es realmente una buena inversión.

De ser así, lo mejor es que se analicen cuáles son sus funciones, sus ventajas y inconvenientes, y si realmente vale el esfuerzo invertir en ello.

¿Puede ser el seguro de vida una buena inversión?

¿Cuándo necesitas un seguro de vida?

La mayoría de las personas consideran adquirir un seguro de vida una vez que se tienen hijos. De hecho, el propósito del seguro de vida es que, en caso de fallecimiento, las personas que dependan del titular de la póliza puedan sustituir los ingresos que recibían anteriormente por una indemnización.
En ese sentido, se necesita un seguro de vida, sobre todo, cuando alguien pueda depender de ti.
Ahora bien, hay una excepción a ello: si para los gastos universitarios tus padres han solicitado prestamos estudiantiles que acarrean fuertes deudas, tú o tus padres podrían necesitar un seguro de vida para pagar estas deudas en caso de que alguno fallezca. En este caso lo mejor sería un seguro de vida a término.

¿Qué es un seguro de vida permanente?

Dentro del mundo de los seguros, podemos encontrarnos con dos tipos fundamentales de seguros de vida: el seguro de vida a término y el seguro de vida permanente.

Seguro de vida a término

Con el seguro de vida a término, el titular de la póliza paga las primas por un plazo específico (que generalmente son 20 o 30 años). Si el titular de la póliza fallece durante ese plazo, la compañía de seguros indemniza a los beneficiarios.

Seguro de vida permanente

Con un seguro de permanente, el seguro permanecerá activo mientras se paguen las primas. Además, gran parte del dinero que se paga en primas se acumulará como un valor en efectivo. Se puede utilizar este valor como parte del ahorro en la jubilación e incluso tomar préstamos a largo plazo.
La gran diferencia entre el seguro de vida total y el seguro de vida universal es que las primas de seguro de vida completo son fijas de por vida, mientras que el seguro de vida universal permite ajustar algunas primas.
Como hemos mencionado, a la hora de contratar un seguro de vida pueden haber diferentes pros y contras.

Pros y contras de contratar un seguro de vida

Dentro de los pros encontramos que:
-El retorno de la inversión es garantizado.
-Las primas son fijas.
-Con el transcurso del tiempo se construye valor efectivo que puede ser utilizado para la jubilación.
También podemos ver que entre sus contras encontramos:
-Rendimiento de la inversión muy baja.
-Primas costosas.
-Altas tarifas y comisiones para la industria de seguros.
-Complicado y difícil de entender.

Conclusión

Para saber si es buena idea o no comprar un seguro de vida, lo mejor sería analizar cada uno de los elementos que hemos mencionado anteriormente.
Lo mejor de ello es que puedes cotizar a través de un cotizador en línea para obtener resultados de primas con los que puedas comparar.
Una vez que te sientas identificado con alguna política, el siguiente paso es contratar la póliza de seguros de vida. En general es una excelente inversión, pero siempre y cuando la necesites realmente.
Si tienes más de 30 años, adquirir un seguro de vida ya no solo sería una buena inversión, sino una necesidad.

Related Post